Clásico y moderno: Bon Jovi arrasó en Argentina

Tras haber culminado con un éxito rotundo su gira por Estados Unidos, la banda oriunda de New Jersey inició una vez más su aventura sudamericana que, claro, incluyó a...

El estadio José Amalfitani, casa del Club Atlético Velez Sarsfield, colmado de punta a punta fue testigo de un show más de la mítica banda liderada por Jon Bon Jovi (John Francis Bongiovi como reza su identificación). En esta ocasión el lleno total fue sorprendente, y superó en gran forma la asistencia del show que dieran allá por 2013.

Durante dos horas y media, y tras la apertura de la noche a cargo de Airbag, no quedó clásico por escuchar, y por cantar, y es que alrededor de 50.000 personas volvieron a ratificar que Bon Jovi es en la Argentina y buena parte del mundo un fenómeno que atrae multitudes, y no solo por su incontenible catarata de éxitos, sino por la fidelidad de un público que acompañó incluso en los estrenos en suelo nacional de las nuevas canciones que componen This House Is Not For Sale, su más reciente álbum, editado en 2016.

Munido de una formación impactante el cantante de actuales 55 años de edad, salió al ruedo pasadas las 21:20 acompañado por el tecladista David Bryan, John Shanks y Phil X en guitarras,  Hugh Mc Donald en el bajo y el percusionista Everett Bradley.

Lo estrictamente musical tuvo inicio con la anunciada “This House Is Not For Sale”, homónima del décimo cuarto álbum de estudio de la banda. Acto seguido, la ochentosa “Raise Your Hands” que incluyo coreografía y coreo masivo por parte de las miles de almas que ni por un segundo dejaron de aplaudir al viento, y el estreno en Buenos Aires de “Knockout” marcaban que la noche sería tan impactante como potente.

Tras un breve saludo, una infaltable: “You Give Love A Bad Name”, otro gran éxito del recordado Slippery When Wet, producido por Bruce Fairbairn. Los ochenta volvieron con todo, y muestra de ello fue “Born To Be My Baby” directamente del disco New Jersey.

Canciones más cercanas en el tiempo como “Lost Highway” con detalles de desiertos en las pantallas y “We Weren´t Born To Follow”, simple de difusión deThe Circle álbum, sirvieron para demostrar que la banda no solo vive de un pasado fructífero y plenamente exitoso, sino que también cuenta con producciones no tan alejadas en el tiempo que relucen calidad tanto en estudio como en las presentaciones en directo.

“I´ll Sleep When I´m Dead”, fue la antesala a una seguidilla de hits entre los que se dejó escuchar “Runaway”, de su primer álbum de 1984.  El clásico disco Burning Bridges tuvo su momento también con “We Don´t Run” y la magia acústica del anfitrión de la noche con guitarra a cuestas llegó con los acordes de “Someday I´ll Be Saturday Night” y “Bed Of Roses”, otro gran hit de Keep The Faith que tuvo al hombre de la noche entonando el estribillo en castellano para terminar de convencer a quien a esa altura osara poner en duda el carácter de leyenda que Bon Jovi detenta en Argentina.

El inoxidable “It´s my Life”, “Who Says You Can´t Go Home”, y “God Bless This Mess”, pasaron por la noche porteña como una gran previa al clásico “Wanted Dead Or Alive”, y la rítmica “Lay your hands on me”. Aunque el delirio ya era absoluto, Jon quería más, y bajó por las pasarelas para acercarse al público que fervoroso e incrédulo no dejó de cantar ni por un segundo “Bad Medicine”.

Los aclamados bises no se hicieron esperar. Una tormenta de hits en la fría noche porteña era lo que faltaba para cerrar un show impecable. “In These Arms”, el clásico “I´ll be There for You”, la salvaje “Livin´on a Prayer”, “These Days” y un cierre a todo trapo con “Keep the Faith” que contó con toda la banda desfilando y arrancando ovaciones interminables.

Cuando hay carisma, canciones que resisten al tiempo y un público cautivado no hay nada que no pueda suceder, y eso es lo que pasa en cada oportunidad de Bon Jovi pisa suelo argentino, el resultado siempre está asegurado, un éxito arriba y abajo de las tablas. Que se repita.

Categorías
Coberturas

Tal vez te interese...