Prefiero escuchar tu voz: Coti en el Teatro Opera.

El cantautor rosarino Coti Sorokin pasó el sábado por el Teatro Opera para presentar su último álbum con un repertorio infalible, homenajes, y ovaciones que hicieron vibrar a la...

Coti - Teatro Opera

El cantautor rosarino Coti Sorokin pasó el sábado por el Teatro Opera para presentar su último álbum con un repertorio infalible, homenajes, y ovaciones que hicieron vibrar a la Avenida Corrientes.

Crónica: Eduardo Auliu.

Pasadas las 21:30 y con un buen marco de público, el telón del Teatro Opera se levantó para dar inicio a la catarata de hits que Coti, junto a su banda, tenían preparada. Con el último disco del cantautor rosarino -“Lo dije por boca de otro”- como excusa, la Avenida Corrientes vibró al ritmo de los éxitos pop más grandes de la última década, con un homenaje a Luis Alberto Spinetta incluido.

Elegante, de saco y pantalón celestes tal y como se presenta en la gráfica de su último álbum, gafas negras y su Gibson roja colgada, Coti entonó “Algo está cambiando”, “Nunca tendré” y “Mi espacio”; las dos últimas con la participación en guitarra de Leandro Lolo Fuentes del grupo Miranda.

Previo saludo a los presentes, llegó “Mis planes” de su primer álbum, Coti (2002), y “El baúl de los recuerdos” de Canciones para llevar (2004). “¿Donde están, corazón?” popularizada por Enrique Iglesias, y “Andar conmigo” en plan acústico con un lucido coro de Luna Sujatovich despertaron la ovación del público que recibió de la mejor manera “No me arrepiento” antes de la presentación de la banda integrada por Matías Sorokin y Palmo Addario en guitarras, Marcelo Novati en batería, Matías Damato en bajo y Nicolás Ottavianelli en teclados.

Sentado en el centro del escenario y con gran tono intimista, el rosarino interpretó “Tu nombre” y luego con bandoneón en mano y la participación de Isabel Rocca en violoncelo y Matías Scheines en violín, una versión tanguera, al igual que en el disco, de “Te quise tanto”.

Siguiendo con el tango sonó “Bailemos”, y luego “Perdóname” antes del punto más alto de la noche. El bloque con “Antes que ver el sol”, “Color esperanza” y “Nada fue un error” puso en evidencia una vez más por qué Coti es quién es en la escena pop; todos los presentes de pie, ovacionando y cantando cada estrofa de hits que han marcado la década pasada.

Los bises trajeron la mejor versión de Coti, un hombre solo, con su guitarra y su armónica. “Nueces para el amor”, “París de tu mano” un tango inspirado en el paso de Antoine de Saint-Exupéry por Concordia (Entre Rios), “Canción del adiós” y “Diamante”. Con tan solo un gesto, el anfitrión rogó silencio a su público y después de haber pedido que cesara el sonido de todos los instrumentos interpretó en plan unplugged “Aquí y ahora”. Así es, una voz única, una guitarra desenchufada y respeto pocas veces visto en espectáculos de este tipo, fue la receta para que las estrofas entonadas por el infalible compositor llegaran a todos los rincones de la sala antes del gran momento que marcó un homenaje al eterno Luis Alberto Spinetta con “Barro tal vez”, donde Javier Malosetti (bajo) y Leo Sujatovich (piano) acompañaron al rosarino antes del gran cierre con “Lento” y “Otra vez”.

Al margen de pequeñas fallas con el sonido que él propio artista pidió solucionar, el teatro Opera fue testigo de una noche única y repleta de hits, con Coti en su mejor forma interpretando por si mismo canciones que escribió para otros, pero que son tan propias como su innegable talento.

Categorías
Coberturas

Tal vez te interese...