El grito de la ciudad: Tan Biónica en el Luna Park.

Ayer, jueves, el fenómeno Tan Biónica desembarcó con toda su impronta rock & pop en el Estadio Luna Park. 20 canciones que hicieron delirar a un recinto colmado en el primero de tres...

Ayer, jueves, el fenómeno Tan Biónica desembarcó con toda su impronta rock & pop en el Estadio Luna Park. 20 canciones que hicieron delirar a un recinto colmado en el primero de tres shows programados en el coliseo de la Avenida Corrientes.

Crónica: Eduardo Auliu.
Foto: Cecilia Martin.

Quince minutos pasadas las nueve de la noche, las luces se apagaron y los violines del emblemático “Eleonor Rigby” de The Beatles, grabado en 1966, obraron como introducción antes de la salida del grupo que, con Chano al mando, se posicionó en sus lugares sobre el escenario de 3 niveles que se montó especialmente para el debut de la banda en el palacio de los deportes porteño.

Con el clásico look de conquista en tono bordó, un juego de pantallas detrás y luces rojas sobre el las tablas, el fuego se encendió con “Arruinarse” donde la batería de Diego Lichtenstein mantuvo de principio a fin la potencia que se adueñaría del show en lo sucesivo.  Chano, con su telecaster blanca a cuestas, saludó a los presentes por primera vez en la noche antes de “Perdida”, seguida después por “Yo te espero”, cantada por el público que en gran numero pobló el Estadio Luna Park.

No nos atrevíamos ni a soñarlo…” dijo el líder del grupo en referencia a los 3 shows que la banda tiene programados, y acto seguido, con una calidad instrumental notable y el apoyo del público como coro, sonó “Beautiful” con el video de fondo. “Dominguicidio”, enganchada al clásico de Coldplay, “Clocks”, con la aparición estelar de un Korg comandado por Chano, antecedieron a “Loca” que también tuvo su enganche; nuevamente aparecieron los Beatles, pero esta vez con “Blackbird”.

La suerte está echada” y “Wonderful noches” del disco homónimo editado en 2003, sirvieron como antesala al momento especial a cargo de Bambi que en el centro del escenario con su guitarra interpretó una versión estupenda de “Pastillitas del olvido” seguida de “Pétalos” con enormes pájaros de colores animando las pantallas. El bloque acústico fue uno de los puntos altos del show, allí se puso en evidencia que Tan Biónica no es solo fiesta y potencia sino talento y la sensibilidad. Chano al teclado, interpretó a solas y en medio del stage “Nací en primavera” y después, acompañado por el resto de la banda, “La ensalada”.

 “Some velvet morning” de Primal Scream le puso ritmo al pequeño ínterin en el que aparecería la primera sorpresa de la noche: Poncho.  Javier Zuker y sus muchachos hicieron bailar a todo el Luna con su hit “Please me” plegándose luego a Tan Biónica para interpretar “La comunidad”.

Con furiosas guitarras eléctricas, distorsionadas, potentes, se dejó escuchar “Veneno” antes de otro de los platos fuertes de la velada: “El duelo”, con la participación de Ale Sergi. Cerrando el bloque de hits, Chano reafirmó sus intenciones de hacer temblar el Luna Park, y la gente no lo defraudó. Con “Ella”, el tema quiebre en la historia de la banda, al menos en lo que a repercusión se refiere, se cerró parte del show, que continuaría con “Chica biónica” con parte de la banda dando vueltas por el escenario, “Tapa de moda” con Chano en la guitarra eléctrica, y “Lunita de Tucumán” con sonidos símil acordeón que salían del Nord de Germán Guarna.

Con los chicos abandonando de a uno el escenario, se fue cerrando la parte grande del show con “El color del ayer”, a la que después seguiría el “Himno” del Obsesionario Tour, “Obsesionario en La mayor” y el final con el outro de “Arruinarse”.

Pasadas las 23:30 ya era un hecho, Tan Biónica había hecho temblar el Luna Park y la capital mundial del desencuentro fue testigo de la proeza de 4 jóvenes que hace 10 años comenzaban a forjar un sueño, y vaya si lo han cumplido.

Categorías
Coberturas

Tal vez te interese...